Home > "Toros" > Neyra y Garibay se reparten el triunfo

Neyra y Garibay se reparten el triunfo

Luis Fernando Loza Lepe

 

 

Con una oreja cada uno, Eduardo Neyra y Julián Garibay abrieron el serial novilleril de Guadalajara, festejo en el que también lució Jesús Sosa quien no pudo hacerse de trofeos aunque dejó buen sabor de boca por lo hecho ante su lote.

Neyra se fue por delante con el primer apéndice de la tarde, se recuperó de un primer turno donde se puso pesado con el acero y hasta escuchó un aviso cuando pasaba dificultades con el descabello.

En su segundo, el joven espada de Durango recibió a porta gayola y luego puso de pie a la plaza cuando inició con la muleta arrodillado y con cambiados por la espalda, su labor fue estructurada y con toques de largueza, despachó con eficacia y el biombo otorgó el premio, el público aplaudió al ejemplar de Felipe Castorena.

El de la tierra, Julián Garibay se jugó la tarde con su segundo enemigo, el áspero novillo de su presentación no lo dejo estar y su actuación fue un catálogo de dudas que borró con su segundo ejemplar.

Garibay mostró todo lo que se ha dicho de él, tuvo un astado con condiciones y fuerza, de hecho derribó al varilarguero, Julián tomó la confianza suficiente e hilvanó una faena con instantes de mucho sabor, el novillo tardó en doblar pero ya el respetable apretaba al juez quien concedió la oreja al espada local.

Jesús Sosa regaló una actuación de mucho peso, no parece que tenga menos de diez festejos en su haber, su labor lleva una carga de valor y sentimiento que abriga cosas buenas, sus estocadas le privaron del triunfo pero en su primero dio una merecida vuelta al ruedo.

El ganado de Felipe Castorena fue bueno en presentación, aplaudidos tras la lidia el primero, tercero, cuarto y quinto, el último de la tarde se estrelló en un burladero y fue sustituido por un ejemplar de Puerta Grande.

Leave a Reply