Home > Deporte Motor > "F1" > Milagro en Bahréin

Un impactante accidente se presentó este domingo en el Gran Premio de Bahréin de Fórmula 1, cuando el monoplaza del piloto francés Romain Grosjean se salió de la pista y se incendió de repente. Por fortuna, el deportista pudo abandonar rápidamente el vehículo saltando literalmente entre las llamas, sin sufrir daños físicos.

Todo ocurrió cuando el piloto francés de 34 años del equipo Haas se topó con Daniil Kvyat (Alpha Tauri) y después impactó contra las protecciones metálicas durante la primera vuelta de la carrera, a la salida de la curva tres.

Aunque el chasis quedó partido en dos, Grosjean logró bajarse por sí mismo ayudado por los comisarios y equipos de emergencias. Posteriormente fue atendido en el coche médico hasta donde pudo llegar sin el uso de la camilla.

En las imágenes se ve al piloto francés bastante adolorido, pero en todo momento consciente antes del traslado a un hospital, donde establecerán a través de exámenes la gravedad de las lesiones que pudo haber sufrido tras el fuerte choque y posterior incendio.

Romain Grosjean lleva once temporadas en la Fórmula 1 y este año afronta la que podría su su última temporada en el Gran Circo, puesto que no renovará con Haas, escudería donde ha estado durante las últimas cinco campañas.

 

Leave a Reply