Home > "Toros" > Castella no tiene techo

Luis Fernando Loza Lepe

 

Fotos: Javier Hoyos

 

“Barquero”, indultado por Sebastián Castella en la última corrida de aniversario del Nuevo Progreso de Guadalajara, saltó al ruedo para componerle la plana a su divisa que mandó al coso tapatío un encierro con lámina pero sin condiciones para el lucimiento de sus lidiadores.

Sebastián lo pasó por su cintura una y otra vez, el francés solo rectificó los centímetros necesarios para hilvanar por ambos lados tersos muletazos llenos de clase y poderío.

El astado no se cansó de seguir convencido el engaño que le presentaba Castella, quien a su vez supo dosificar la vara para su enemigo y le permitió el reposo necesario entre serie y serie.

El indulto a “Barquero” fue consecuencia del oficio del espada francés, el tendido pintado de pañuelos blancos, exigiendo la vida para el burel, fue el colofón de una obra construida con temple, valor sereno y toreo de primer mundo.

Uriel Moreno, se había ido por delante con una oreja cortada en el cuarto de la tarde, un reserva de Campo Hermoso tras inutilizarse el toro de la lidia ordinaria en un encontronazo con el burladero de matadores, “El Zapata” cubrió los tres tercios con solvencia y con su sello ante un toro al que tuvo recorrido y condiciones.

El de Tlaxcala colocó un soberbio tercer par de banderillas, el toro fue de largo, “El Zapata”, dio un giro, aguantó la embestida, recortó y clavo de violín….la plaza casi se cae y el espada dio una vuelta al ruedo tras su vistosa ejecución.

Con la muleta, encendió el coso con un cambiado por la espalda, su enemigo lo dejó estar y el espada logró pases con buen gusto, resolvió de entregada estocada que se tradujo en el apéndice cortado.

Uriel reapareció en Guadalajara y dejó huella importante, el respetable lo premio ruidosamente y salió de la plaza con una oreja, un gallo… y un peluche.

Leo Valadez se mostró entregado y con pinceladas de mucho aroma., pero se encontró, en sus dos turnos, con lo menos potable del regular encierro de Arroyo Zarco.

Leave a Reply