Home > NBA/NFL/OTROS > "MÁS DEPORTES" > Rafael Nadal avanzó a los cuartos de final del US Open

Rafael Nadal avanzó a los cuartos de final del US Open

Rafael Nadal tiene un idilio en Flushing Meadows y volvió a quedar demostrado. El español avanzó este lunes a los cuartos de final del US Open tras batir por 6-3, 3-6, 6-1, 6-2 al croata Marin Cilic tras dos horas y 52 minutos de juego. Con un partido plagado de convicción, el tres veces campeón se plantó entre los ocho más fuertes de Nueva York dejando un mensaje bien claro: su candidatura al título es tan firme como en cualquier otra edición.

Y es que la historia refleja una realidad incontestable. Nadal buscará una plaza en las semifinales de La Gran Manzana por tercera temporada consecutiva, destacándose como uno de los jugadores más sólidos en el último Grand Slam del curso.

Extendiendo una excelente gira en Norteamérica, con el título en Montreal como plataforma de lanzamiento, Nadal sumó su octava victoria consecutiva sobre superficie dura. Una cifra que demuestra su completa adaptación al entorno con una agresividad de juego inusitada también en Nueva York.

El No. 3 mundial desbordó al campeón de 2014 a base de intensidad, llegando a conectar 37 golpes ganadores hasta tocar la victoria con ambas manos. Si el juego del croata supuso un desafío para los reflejos, el arsenal ofensivo de Nadal hizo desaparecer cualquier opción de revuelta al otro lado de la cinta. El español completó un encuentro en el que aseguró el 83% de sus primeros servicios (43/52), dejando claro el peso de un golpe que ha evolucionado como pocos.

La activación de piernas del español quedó patente desde el principio. Ante uno de los jugadores más contundentes al poner la pelota en juego, la actitud de Rafa fue carente de cualquier miedo. Donde muchos tardarían en firmar la entrada en calor, Nadal salió hirviendo para morder cualquier pelota. El balear logró dos quiebres en sus tres primeros turnos de devolución, una losa demasiado pesada para Cilic en la primera manga del encuentro.

Bajo los focos de Nueva York el espectáculo es bienvenido y el balcánico no tardó en sumarse a la fiesta. Con una pegada demoledora, Cilic remarcó los pilares maestros de su juego. El de Medjugorje equilibró el partido rasgando el servicio de Nadal a base de derechas imparables, fuego al servicio y una velocidad de piernas clave para resistir los zarandeos en el fondo. En un abrir y cerrar de ojos colocó el 4-1 en el segundo parcial, una manga plana que cerró aprovechando la única pelota de rotura.

A veces, lo más apropiado es una terapia de choque. Y en el cuarto juego del tercer set Nadal activó esta opción. El español firmó uno de los momentos del torneo haciendo retumbar el Estadio Arthur Ashe. En un juego que incluyó un remate de espaldas a la red y un colosal revés cruzado, un tiro que levantó de su asiento a Tiger Woods, el mallorquín rompió el servicio de Cilic para recuperar la ventaja (3-1) en el marcador. Más que un punto de inflexión fue la puerta a un escenario improbable.

El golpe psicológico fue tal que el español encadenó nueve juegos consecutivos ante Marin, uno de los jugadores más complicados de parar en el circuito ATP Tour. El encuentro pasó del equilibrio absoluto (6-3, 3-6, 1-1) a un feroz desplome (6-3, 3-6, 6-1, 4-0) en un puñado de minutos para asombro de todos los presentes. Cuando el partido se sumió en la presión, con dos candidatos en igualdad, allí surgió la mejor versión de Nadal para acabar de un plumazo con la incertidumbre.

El penúltimo punto del partido lo catapultó en la noche de Nueva York. El español firmó una derecha impresionante, conectando el golpe a un palmo del suelo, junto a la valla, hasta colocar el tiro bordeando el poste de la red. Con un rugido al cielo subrayó su ambición en Flushing Meadows, donde ya pocos dudan de su capacidad para tomar el torneo.

Un día después de que el vigente campeón Novak Djokovic abandonara el torneo por lesión, el mallorquín demostró estar plenamente capacitado para optar a la sucesión en el trono.

El triunfo del español sirve para remarcar su excelente regularidad en los Grand Slam. Con una autoridad intacta superada la treintena de edad, Nadal ha escalado al menos hasta los cuartos de final en los últimos nueve majors disputados. Una cifra que no firma ningún otro jugador en el circuito.

Y la exigencia no se detiene en Nueva York. Este miércoles, Nadal enfrentará en los cuartos de final del US Open a Diego Schwartzman. El español domina por 7-0 el historial FedEx ATP Head2Head ante el sudamericano, incluyendo tres enfrentamientos previos en Grand Slam. Será la segunda vez que se enfrenten en Flushing Meadows, después de que el balear se impusiera en tres mangas en la segunda ronda de la edición de 2015.

Leave a Reply