Home > "Toros" > Oreja para Ginés en Guadalajara

Oreja para Ginés en Guadalajara

Quedó saldada la cuenta pendiente que Ginés Marín tenía con la afición tapatía, el joven diestro español cortó ayer una oreja a su primero, en la tercera corrida de temporada en El Nuevo Progreso y fue el triunfador de la tarde.

Ginés trazó largos derechazos a ‘Chinaco’ de La Estancia que tuvo la codicia para seguir la muleta del español, quien ahora si tuvo un ejemplar a modo para mostrar sus hechuras de artista  en Guadalajara.

Marín estuvo muy fino desde el capote, cuidó de su toro en la vara y finalizó su onda faena con estocada de efectos rápidos para cortar la primera y única oreja del festejo.

Con el que cerró plaza, poco pudo hacer, ‘Calandrio’ regateó cada embestida, amén de amarrarse a la arena, y ya con algo de viento en el coso Ginés abrevió.

Por su parte, Sebastián Castella tuvo que emplearse a fondo con su segundo, ‘Amoroso’ perdía las manos con frecuencia hasta que el galo levantó un poco su muleta, entonces apareció el trasteo y mando del francés, en un palmo de terreno, con las zapatillas quietas y pegado a tablas se enredó con un toro que valía poco.

Con una oreja ganada su estocada no fue de efectos rápidos, la expectativa por ver doblar al toro se ensució con los dos recados que mandó el biombo y se escapó el trofeo, la afición lo ovacionó y lo llamó para dar una de las vueltas al ruedo con más fuerza que se recuerde en el pasado inmediato.

Con lo anterior quedó en el olvido la mala fortuna que tuvo en su primero, ‘No me olvides’ fue un toro con poca claridad que no le permitió hacer nada.

Y Octavio García “El Payo” también dejó ir un triunfo importante con el acero. Su segundo ‘Cruz de Plata’ le ayudó con su claro recorrido a dibujar una faena con series de naturales ‘de aquí hasta allá’, fue por el pitón izquierdo donde el queretano buscó y encontró trazos con geometría de maestro, pero el chispazo de fortuna final con el estoque no apareció y se fue el triunfo. Otra vuelta al ruedo con mucha fuerza en el Nuevo Progreso.

Con su primero ‘El Payo’ llevó sobre sus hombros un escándalo por la poca presencia de su enemigo que encima arrastraba una pata trasera, lo que logró con la muleta poco fue apreciado por la concurrencia que increpó ruidosamente al juez de plaza y al ganadero.

 

Luis Fernando Loza Lepe

 

Fotos: Javier Hoyos

 

Leave a Reply