Home > Columnistas > "Francisco Carmona Solís" > La gran época de Ferrari

Muchos dicen que Ferrari tuvo dos épocas formidables en la Fórmula Uno e irónicamente, fue cuando tuvo directores que no eran italianos, como fue en los casos de Chistian Barnard, británico y Jean Todt, francés.

 

En ambos casos, los dos dirigentes, que tenían toda la confianza del consorcio de la casa de Maranello, sentaron las bases de la escudería del “Cavallino Rampante” en Inglaterra y no en Maranello.

 

La razón para ello era que aseguraban que los mecánicos italianos, como buenos latinos, no tomaban las cosas con la seriedad debida y aunque es cierto, en su plantilla había muchos ítalos, otro gran número era de extranjeros.

 

Barnard fue director del equipo rojo a finales de los 80’s, cuando logró que pilotos como Michele Alboreto, Gerhard Berger, Nigel Mansell, Gianni Morbidelli y Jean Alesi, consiguieran numerosos triunfos de Gran Premio.

 

Lamentablemente dejó a la escudería en el 90, cuando todavía sus diseños fueron favorables para el equipo, a tal grado de que Alain Prost fue subcampeón, superado por pocos puntos por Ayrton Senna.

 

Al arrancar el 91, ya con otro director y el equipo en Italia, Ferrari brilló en los entrenamientos de pretemporada, con Prost y Alesi, pero al arrancar la campaña oficial, los resultados fueron desastrosos.

 

Los autos no tenían poder ni buenas prestaciones, a tal grado que el francés Prost lanzó críticas severas, que lo hicieron alejarse del equipo, aún antes de finalizar la campaña y decidió no correr en el 92, tomándose un año sabático. Regresó en el 93, con Williams, para ganar su cuarta corona mundial y cuando Frank Williams aceptó el ofrecimiento de Senna, de “correr gratis” con tal de estar en Williams, Prost decidió anunciar su retiro.

 

Pasaron años, para que Ferrari decidiera volver a un primer plano y contrató a Jean Todt, el “genio”, para dirigir el equipo. ¡Uno de sus grandes aciertos! Con antecedentes extraordinarios, lo mismo en el Rally del Dakar, que, en el Mundial de Prototipos, con Peugeot, Todt fue decisivo en que Michael Schumacher fuese el invencible de la F-1 por muchos años. Y el auto era de una fiabilidad envidiable. ¡Nunca se rompía!, ni el del alemán, ni el del italiano Ricardo Patrese, de el de quienes fueron sus coequiperos después, entre ellos Rubens Barrichello y Felipe Massa.

 

Pero aquella época llegó a su fin cuando Todt decidió alejarse del equipo y Schumacher anunció su retiro. Todt, ya se sabe, a la fecha es el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y Schumacher lamentablemente yace en una cama en casa, afectado por lesiones cerebrales producto de un accidente mientras practicaba ski en nieve en Francia hace ya casi cuatro años.

 

Desde entonces ha habido varios directores italianos, pero Ferrari no acaba de levantar el vuelo como en esas épocas. Han pasado por sus filas grandes pilotos, como Kimi Raikkonen, quien fue campeón mundial con ese bólido rojo, pero no hay continuidad. Esta temporada, con Sebastian Vettel y Raikkonen, se supone que tendrían posibilidades, con una serie de mejoras a sus bólidos y arrancaron fenómeno, a tal grado que Vettel fue líder del certamen un buen tiempo y parecía tener posibilidades de un quinto título, pero en las tres últimas carreras, ya sea por errores de los pilotos, ya sea por la fragilidad de las unidades, la previsión ya se esfumó. Y Ferrari, con Mauricio Arrivabene a la cabeza, no parece tener futuro.

 

¿Volveremos a ver a un Ferrari grande en tiempo mediato? Habrá que esperar.

 

CAMBIANDO VELOCIDAD

Dice Andrés Ortiz Lavín que la undécima fecha de la Nascar México ayer en Puebla (óvalo del autódromo Miguel E. Abed, de Amozoc), fue de locura y sin incidentes que lamentar, a pesar de las altas velocidades que los autos alcanzan…

Para variar, fue un piloto Telmex-Telcel-Arris-Claro video, el “Transistor” José Luis Ramírez el ganador, dejando segundo a Salvador de Alba y tercero a Rubén García…

Un resultado no esperado y será hasta la final, en esta capital, 11 y 12 de noviembre, cuando Abraham Calderón y Rubén Rovelo, sin buenos resultados ayer, se definan quién se queda con la corona…

En la Challenge, Fabian Welter, otro Telmex, alcanzó su cuarto triunfo del año y con eso, anticipadamente ya es el campeón…

Y amigos, ¡Lotería en el WEC!…

 

La carrera de Fuji, Japón, bajo, la lluvia, fue muy dura, pero favorable para los japonesitos…

 

Se cubrió el 75% de las seis horas, por los riesgos existentes después de vario despistes y triunfo el auto manejado por el trío:  Buemi, Nakajima, Davidson, secundados de otro Toyota, el de Kobayashi, Pechito López y Mike Conway, apoco más de un segundo y a dos, el primero de los Porsche, humillados esta vez…

 

Y en la MotoGP, en Motegi, Japón, bajo la lluvia también, caída de Valentino Rossi, quien pierde sus probabilidades de pelear por el cetro y un final de locura, cuando Andrea Dovizioso, con Ducati, rebasa en la última curva a Marc Márquez, para ganarle la carrera y acercarse a 11 puntos del hispano en el campeonato…

Leave a Reply