Home > "Toros" > PINTABA PARA MÁS

La oreja que cortó Arturo de Alba al segundo de la tarde fue el único trofeo que se paseó en el ruedo de El Nuevo Progreso de Guadalajara en el arranque de la temporada taurina 2017/2018, que como cada año, presenta el serial novilleril por delante.

 

De Alba estuvo bien plantado ante “Solidario” de Los Cues, a la postre el mejor novillo del encierro, su calidad permitió al espada largos trazos por derecha aderezados con las buenas hechuras que ofreció.

 

Arturo no se complicó, el derecho fue el lado preferido de su enemigo para embestir su muleta, entonces vinieron series con un toque profundo que la clientela disfrutó, un chispazo de mala fortuna en su primer viaje con el acero casi lo aleja del triunfo, pero el segundo intento fue efectivo y los tendidos pidieron la oreja que el juez concedió, además del arrastre lento al novillo.

 

El otro lado de la moneda lo vivió De Alba con su segundo, “Héroe” se agarró al piso demasiado pronto, Arturo insistió sin conseguir nada vistoso, su desesperación por despachar al astado lo hizo equivocarse una y otra vez con el estoque, hasta que sonó el tercer recado del biombo que regresó el novillo a los corrales.

 

Román Martínez había cuajado otra buena faena con el que abrió plaza, estuvo solvente y la altura de su enemigo que además de repetir las embestidas lo espiaba con el pitón izquierdo.

 

Román tenía el primer trofeo de la temporada hasta antes de pinchar en repetidas ocasiones, aún así salió motivado para su segundo al que recibió a porta gayola.

 

Da la impresión que Martínez se presiona de más, intenta agradar con su sello en el segundo tercio, pero termina con un desgaste que le impide estructurar su faena de muleta, al final del festejo admitió que perdió un poco la brújula.

      

Y Alejandro Fernández no pudo hacer mucho, parece torero, pero en esta ocasión entre la poca calidad de su lote y no emplearse más a fondo, pasó inadvertido.  

Leave a Reply