Home > "FUTBOL INTERNACIONAL" > "EUROPA" > La Champions cerró los octavos de final

La Champions cerró los octavos de final

El Mónaco se clasificó a los cuartos de final de la UEFA Champions League después de vencer por 3-1 al Manchester City en el Stade Louis II. A pesar del 6-6 en el global, los galos lograron el billete por el valor doble de los goles de visitante.

 

 

Los hombres de Leo Jardim querían rememorar las grandes noches europeas que vivieron en la 2003/04, cuando alcanzaron la final de la Champions League eliminando, entre otros, al Real Madrid. La baja de Radamel Falcao por lesión era un duro golpe antes del encuentro, pero el cuadro monegasco tenía todas sus esperanzas puestas en Kylian Mbappé, sensación gala, y el joven delantero no defraudó adelantando a los locales en el 8’ tras un centro de Bernardo Silva.

 

 

Con el marcador en contra, el City lució desencajado, sin encontrar su sitio, y el Mónaco, valiente como pocos, se fue hacia adelante impulsado por el ritmo de Mbappé. Cerca de la media hora de partido llegó el segundo tanto local, después de que Fabinho marcara con un disparo fortísimo tras recibir un centro raso desde la izquierda. Misma fórmula y mismo resultado: gol monegasco.

 

 

La superioridad local fue tal durante la primera parte, que el City se fue al descanso sin rematar a puerta mientras que el conjunto del Principado generó seis ocasiones de gol y marcó dos tantos con solo el 51% de la posesión.

 

 

El City despertó en la segunda parte y comenzó a dominar poco a poco a un Mónaco que empezó a caer físicamente, lo que propició las primeras ocasiones de gol para el cuadro inglés. Sergio Agüero falló un mano a mano increíble frente a Danijel Subašić sobre la hora de partido, que en ese momento pudo ser determinante para las aspiraciones citizens.

 

 

Subašić, héroe en ese mano a mano, no pudo hacer nada para evitar el gol de Leroy Sané en el 71’, después de que el germano aprovechase un rebote dentro del área para meter al City en la eliminatoria. Pero el destino, caprichoso como pocos, tenía otros planes.

 

 

 

Bakayoko, uno de los más destacados en el centro del campo del Mónaco, marcó con un gran testarazo siete minutos después del gol de Sané en la única ocasión clara para el conjunto local en la segunda parte. Los locales, merecidamente, se clasificaron a cuartos de final por segunda vez en tres años.

 

 

 

Bayer Leverkusen y Javier Hernández quedaron fuera

 

 

El Atlético de Madrid supo hacer bueno el 2-4 de la ida conseguido en Alemania, y estará en cuartos de final de la UEFA Champions League después de empatar 0-0 en el Vicente Calderón ante el Bayer 04 Leverkusen.

 

 

Había un par de dudas en el once del Atlético de Madrid, ya que Filipe Luís y Gabi, ambos titulares indiscutibles, estaban sancionados. Lucas Hernández ocupó el lateral izquierdo, mientras que Thomas Partey, que disputaba su primer encuentro como titular en la UEFA Champions League, fue el encargado de sustituir al capitán. Además, y en ausencia de Kevin Gameiro, Ángel Correa acompañó a Antoine Griezmann en la punta de ataque.

 

 

Tayfun Korkut, nuevo técnico del Leverkusen, se vio obligado a sacar un once con muchas caras nuevas ante las numerosas ausencias. El turco, ex jugador de la Real Sociedad, demostró haber aprendido de los errores cometidos por Roger Schmidt en la ida, y colocó su defensa mucho más cerca de Bernd Leno, dejando menos espacios para las carreras de Griezmann, Carrasco y Correa.

 

 

La primera ocasión del encuentro llegó en el 4’, en una acción en la que Kevin Volland cruzó en exceso la pelota con su pierna izquierda. El Atlético trató de responder con una buena jugada colectiva, pero Correa optó por el remate cuando Griezmann estaba esperando solo en el segundo palo. Tin Jedvaj repelió el disparo del argentino para desesperación de su compañero.

 

 

Pero Griezmann demostró en el 38’ no ser rencoroso, y filtró un genial pase para el desmarque de Correa. El argentino lo hizo todo bien, pero Bernd Leno demostró su categoría como portero sacando una mano izquierda prodigiosa para repeler el disparo. Y casi mejor todavía fue su intervención poco después, esta vez para sacar un disparo raso de Koke que buscaba el palo.

 

 

Correa no se resignó y lo siguió intentando en la segunda parte. En el 55’ se fue de dos defensores dentro del área, pero su disparo con la izquierda se fue cerca del palo de Leno. Acto seguido, Griezmann estuvo a punto de poner en pie al Calderón con una vaselina con la derecha que no encontró portería por poco.

 

 

Pero el Leverkusen no bajaba los brazos, y en el 69’ Oblak tuvo que ponerse el traje de súper héroe para evitar el gol visitante hasta en tres ocasiones. Primero repelió los dos primeros intentos de Volland, pero la pelota le cayó a Javier Hernández, y el mexicano remató con el portero esloveno en el suelo. Pero de nuevo surgió Oblak para mantener su portería a cero para delirio de la afición local.

 

 

 

 

Leave a Reply