Cuando hay Gran Premio de Fórmula Uno en México, es indudable que el deporte motor nacional tiene un crecimiento significativo, producto de que el número de aficionados crece y se intensifica en su entusiasmo; los posibles patrocinadores enfocan sus miras hacia las carreras, porque el número de espectadores es importante para dar a conocer su producto y sus beneficios y también hay empresarios que quieren tener un equipo en acción y surgen “pilotines” que tienen la esperanza de encontrar un mecenas que los impulse a lo más grande del deporte motor.

 

Eso ocurrió ya en tres épocas.

 

La primera entre 1962 y 1970, cuando tuvo efecto la celebración de nueve fechas del Gran Premio en  nuestro país; luego en 1986 a 1992, cuando se cumplió con la segunda época de la magna justa y ocurre ahora, cuando apenas se han cumplido ya dos ediciones de una tercera época y se sabe ya que en el cercano 2017, la tercera edición volverá a celebrarse el 29 de octubre.

 

Interesante un dato que Francisco Velázquez y Rodrigo Sánchez, titulares de las oficinas de prensa y mercadotecnia del Gran Premio de México, confiaron al programa Alta Velocidad de ABC Radio, en el sentido de que en el 2016, creció el número de espectadores y que en los dos años de competencia, han sido cerca de 800 mil fans los que han estado presenciando las acciones.

 

Por supuesto, se mostraron felices ante el hecho de que FIA y FOM, le dieron a México, por segundo año consecutivo, el premio a la mejor organización de la temporada, algo que crea un precedente, porque en sus 66 años del Mundial de F-1, ningún país lo había recibido en temporadas seguidas. Y además, es la cuarta vez que México recibe tal distinción, porque en su primera y segunda épocas, también hubo esa designación a las respectivas organizaciones.

 

Por cierto, José Abed, quien fue presidente del Comité Organizador en su Segunda Época, tiene en sus vitrinas, vía OMDAI-FIA, que comanda, ese trofeo recibido. Pero, ¿dónde está el que se concedió en la Primera Época?  ¿Aún lo tendrá Javier Velázquez, quien fue su director? ¿O estará en manos de los herederos de Rómulo O¨Farrill júnior, su presidente en ese entonces?

Como aficionado, pienso que sería maravilloso reunir los cuatro reconocimientos y presentarlos a la prensa en alguna ceremonia que sería muy significativa. Pero…

 

CAMBIANDO VELOCIDAD

Otra cosa que muchos se preguntan es ¿qué ocurrió con las tres placas; una en recuerdo de Ricardo Rodríguez de la Vega, otra de Pedro, su hermano y la tercera de Moisés Solana, estaban colocados sobre los pits 1-2-3 del viejo escenario del autódromo de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca…

 

Cierto que ahora que ese circuito lleva el nombre de los dos primeros y hay un busto de ellos en la zona de pits, pues sería bueno que esa placa en honor al piloto-pilotari, sin lugar a dudas el máximo ganador de carreras no sólo en esa pista, sino en México, fuera recolocada y de paso, darle un reconocimiento similar a Héctor Alonso Rebaque Rangel, cuarto mexicano que militó en la F-1… Pero…

Leave a Reply