Home > Columnistas > "Herberto de la Rosa" > Mecenazgo deportivo: ¿Solución al deporte en México?

Mecenazgo deportivo: ¿Solución al deporte en México?

Corría el año I AC cuando el romano Cayo Cilnio Mecenas se hizo de fama apoyando artistas desinteresadamente, pero el chisme no perdona y se rumora que era para ganarse los favores los jóvenes aspirantes a fama, como sea, el término “Mecenas” se quedó y designa a quienes ayudan y financian a los que no pueden solos con sus oficios culturales y hoy aplica también a deportistas.  El derivado “Mecenazgo” denomina a las empresas que invierten en talentos y no se confundan con “Patrocinio” porque este tiene fines lucrativos y el Mecenas SE SUPONE que no espera nada económico de regreso, todo es por buena voluntad ¡Aja!

Aun dudando del desinterés, la fórmula es productiva, son miles de virtuosos en el anonimato, pero no basta ser bueno, hay que tener a astucia para buscar y darse a anotar entre los muy pocos benefactores.  De esos faltan  ¿Porque el gobierno no actúa como Mecenas de las empresas para que estas hagan lo mismo con los talentos?

He dicho que es imposible que con una mayoría de población en pobreza  se destine mucho recurso al deporte. Pero no hay que dejar de buscar opciones, en España, hay un programa llamado “Mecenazgo Prioritario”  iniciativa del gobierno que impulsa  la inversión PRIVADA en el deporte, su eslogan es: ‘España compite: en la Empresa como en el Deporte ”y su matriz es ofrecer deducciones fiscales hasta del 40% a las empresas participantes. Todos ganan, el gobierno queda bien, gana votos SIN INVIERTIR UN PESO, las empresas ahorran y el gasto como alquimia lo vuelven publicidad efectiva, y ni hablar de las ligas, clubes e individuos apoyados y el levantón que le van a dar a su nivel competitivo. ¿Que impide adaptar eso en México?

En lugar de disculparse al recortar presupuestos, el gobierno puede vestirse de héroe logrando mayor inversión con dinero ajeno, solo tiene que dar lo suyo y no es dinero, debe haber mejor visión mercadológica y ofrecer estímulos fiscales. Las federaciones podrían buscar esto, pero es imposible sin el gobierno, no se trata solo de reunir fondos, sino de lograr ventajas y beneficios para quienes los aporten.

Otra opción es también apoyar a los organismos públicos deportivos como el Comité Olímpico, CONADE etc. Pero da miedo apostar a ver si el recurso llega a su destino, no es pesimismo, es historia.

México tiene un gran ejemplo en los patrocinios que otorga Carlos Slim a deportistas y solito sabe sacarle jugo a lo invertido, se necesitan más como él y un gobierno con visión puede conseguirlos.

Y de ahí… A lo que sigue

Herberto de la Rosa

Twitter: @herbertodlarosa

Mail: beto@eluno.mx

 

Leave a Reply