Home > NBA/NFL/OTROS > "MÁS DEPORTES" > Nado Sincronizado, octavo del mundo en equipo libre

Nado Sincronizado, octavo del mundo en equipo libre

Nuevamente el equipo de nado sincronizado mexicano hizo historia al ubicarse en octavo lugar de la rutina equipo libre de los Campeonatos Mundiales de Natación, que se celebran en el Arena Stadium de la ciudad rusa de Kazán.

 

 

Las mexicanas, dirigidas por las entrenadoras Adriana Loftus y Ofelia Pedrero, sumaron un total de 87.6333 puntos, producto de sus parciales en ejecución, 26.1000; impresión artística, 35.3333 y grado de dificultad, 26,2000.

 

 

Su resultado, les permitió superar a conjuntos como Francia –con el que asiste la entrenadora española Ana Tarrés-, Grecia, Brasil y Estados Unidos, mientras que el oro fue ganado por Rusia, con 98.4667.

 

 

El conjunto tricolor, caracterizado de “payasos” y con una de las rutinas más aplaudidas por su creatividad, coreografía, interpretación y grado de dificultad, lo integraron Nuria Diosdado, Karem Achach, Karla Arreola, Evelyn Guajardo, Samantha Rodríguez, Teresa Alonso, Joana Jiménez y Jessica Sobrino, así como en calidad de reserva Sofía Ríos y Amaya Velázquez.

 

 

“Desde los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, también bajo la dirección de la entrenadora Adriana Loftus, no se obtenía el octavo lugar por equipos, pasaron diecinueve años para regresar a este lugar a nivel mundial”, destacó la profesora Norma Plata, coordinadora técnica de nado sincronizado de la Federación Mexicana de Natación.

 

 

Por su parte, Nuria Diosdado, seleccionada olímpica en Londres 2012 y quien es la sirena más experimentada del equipo afirmó que en los panamericanos de Toronto y en los mundiales de Kazán, el nado sincronizado mexicano “hizo historia”, logrando acoplar a un grupo que vive un cambio generacional.

 

 

“Ha sido complicado porque hay dos generaciones, bromeamos que somos las ‘viejitas’ o experimentadas y las niñas nuevas que traen energía, pila, que no saben a lo que vienen y están llegando a una selección nacional en un punto en el que nosotros no tomamos el equipo, ya que cuando nosotras empezamos fue con un 14 o 16 de mundo, ellas entran con un top ocho o dentro de las diez mejores del mundo”.

 

 

Como líder y máxima ganadora de preseas centroamericanos y recientemente dos en los Juegos Panamericanos de Toronto, agregó: “es una responsabilidad hacerles entender que ha sido trabajo de muchos años, que esto no es regalado, que no crean que fue fácil llegar a esta posición”.

 

 

Por tal motivo, indicó que “la tarea es hacer que tengan hambre de seguir mejorando, que no se queden aquí, en algún momento las experimentadas no vamos a estar, que somos las que las estamos jalando, y queremos irlas preparando para eso, para que no se sientan piezas faltantes”.

 

 

Confío en que las sirenas de recién fogueo internacional en eventos de primera fuerza den continuidad a los resultados, ya que “tienen experiencia en categorías juveniles donde hicieron un buen trabajo, lo que les falta es seguir compitiendo, lo han hecho muy bien aquí en Kazán, se vieron como las grades todas, eso habla muy bien que no se las comió el escenario”.

 

 

Haber pasado por las diferentes etapas de evolución del nado sincronizado, recordando desde la intervención de su primer mundial en Melbourne 2007, señaló Nuria Diosdado “se disfruta más porque nos ha tocado todo el proceso y hoy se ven los resultados del trabajo”.

 

 

Para este sábado se espera la última participación del equipo mexicano de nado sincronizado en los Mundiales de Kazán, en la final por equipos combinada.

Leave a Reply