Home > Columnistas > "Luis Fernando Loza" > EL TEMPLO DE LA IMPUNIDAD

Una vez más, eso que llaman estadio al sureste de Buenos Aires, en el problemático barrio de La Boca, es escenario de un vergonzante hecho en el mundo del futbol, y al paso de los días el conflicto ahí vivido en octavos de final de la Libertadores sigue creciendo como un absurdo del deporte en Sudamérica.

El atentado que sufrieron con un tipo de gas los jugadores de River Plate en su camino de regreso a la cancha es otro botón de la impunidad que significa ser barrista de los xeneizes en aquellas latitudes, el “estadio” de Boca Juniors, específicamente la tribuna sur es una verdadera universidad de la mafia y el crimen.

Tras los hechos de la semana anterior, Boca Juniors recibió una sanción ridícula cuando el mundo entero esperaba, por fin, un castigo ejemplar a esa institución que ha cobijado desde siempre a estos miles de imbéciles que toman al fútbol y a los “bosteros” como pretexto para delinquir a su antojo.

Pero no fue así, la descalificación de la Libertadores, cuatro partidos internacionales a puerta cerrada y 200 mil dólares es muy poca reprimenda a un club que ha cobijado atrocidades de sus enloquecidos barras bravas…y suena a chiste de mal gusto, a estúpido capricho que estén preparando apelar ante la FIFA esta sanción, sobre todo la descalificación de la medianita Copa Libertadores 2015.

Así pues, “La cancha de Boca” ese hediondo inmueble donde lo único agradable que existe es la chica que vende choripanes atrás de la zona de prensa, se ha consagrado y renovado como el único y esperemos irrepetible Templo de la Impunidad en el fútbol mundial.

Nada tiene que hacer en el universo del fútbol este tipo de acontecimientos, sobre todo cuando paralelamente vemos coronarse tricampeón al PSG en su liga, coronarse al Barcelona y estar en la víspera de jugarse la Champions con la sorprendente Juve, despedirse majestuosamente a Steven Gerrard….bueno hasta al Pachuca descalificar al América!…en este mundo del fútbol de altos vuelos, sobran el Boca, su cancha y su barra.

Leave a Reply