Home > Futbol Mexicano > "Atlas" > Clásico de la afición

Clásico de la afición

Los goles brillaron por su ausencia en el juego de ida de cuartos de final entre Chivas y Atlas, pero el apoyo total de la afición de ambos equipos, fue la que puso el tono del juego. En la cancha los jugadores no supieron descifrar la clave del gol. Al final, recibieron un tremendo abucheo.

La afición rojiblanca le puso color y pasión a la tribuna del Estadio Omnilife, en el inicio de la serie entre Guadalajara y Atlas. Los seguidores rojiblancos dominaron ampliamente con gritos y porras el ambiente en el Clásico.

Dispersados en el inmueble se veían contados rojinegros, que aunque pocos, nunca dejaron de apoyar a los dirigidos por Tomás Boy. Unos 300 barristas del Atlas se posesionaron en la parte alta del Estadio y no pararon de brincar y cantar, entre el ensordecedor grito de “Chivas, Chivas”.

La algarabía tuvo un punto máximo con una anotación anulada de Fabián o cuando Juan Carlos Valenzuela falló en un remate de cabeza.

El operativo de seguridad fue muy bueno, con diferencia a los anteriores, ya que no existieron las interminables filas de autos, todo fue fluido, al igual que en las inmediaciones del Estadio con los dos filtros de revisión.

Al final la frase célebre de Eduardo Galeano (periodista uruguayo) se quedará guardada quizá para el juego del domingo en el Estadio Jalisco: “Ganamos, perdimos, igual nos divertimos”. Los abucheos sonaron cuando el árbitro Fernando Guerrrero pitó el final del primer capítulo del Clásico en la Liguilla.

Leave a Reply