Home > "Toros" > No hubo mucha tela

Tarde de muchos contrastes en El Nuevo Progreso de Guadalajara, el ganado que saltó al ruedo no presentó condiciones para un festejo de triunfadores. Con los que se pudo rescatar algunas series, el juvenil espada de Aguascalientes, Diego Sánchez, se puso pesado con el acero.

 

La rara tarde empezó a dar pinceladas desde temprano, Carlos Casanueva intentaba terminar su labor con ajustadas bernardinas cuando “Ingeniero” lo prendió del muslo derecho para inferirle tres cornadas que lo retiraron del festejo, tras dar muerte al burel.

 

Entonces Diego Sánchez supo que lidiaría tres novillos, los dos primeros los metió a su muleta, hubo largos y planchados derechazos del gusto de la concurrencia y instantes en los que se pasó al burel por la cintura en un ápice de terreno, pero…

 

Sánchez no está finó con el estoque y ahí se fue el triunfo ante sus dos primeros enemigos, en su tercero, inició con mucho sabor su faena pero su labor se apagó ante la poca colaboración del astado y prefirió abreviar.

 

Gerardo Rivera es el novillero con casta y raza que conocimos en octubre pasado, en esta ocasión estuvo por encima de sus dos novillos, porfió hasta el cansancio, aspecto que el tendido le agradeció.

 

Al final del festejo, se entregó el trofeo Manuel Capetillo a Diego Sánchez.

Leave a Reply