Home > Columnistas > "Paco González" > COLUMNA: Paco González

POR AQUELLO DE LAS ARCHIRECONTRA MALDITAS DUDAS…

POR PACO GONZÁLEZ

 

 

 

#MICASAYANOESTUCASA

El descenso siempre es un tema caliente, ardiente y lacerante.

La lucha por permanecer en la categoría es feroz pues descender significa en el mejor de los casos perder por lo menos 50 millones de dólares aunque en el caso del rebaño el daño puede ser mucho mas cuantioso para sus dueños.

Ni hablar del dolor que provocaría en sus aficionados un descenso para cualquiera de los dos.

Y en esa lucha este domingo Chivas vuelve al Estadio Jalisco para enfrentar después de 20 años a las Chivas, la ultima vez que jugaron ahí fue el 6 de Febrero de 1994 con empate a 1 en la fecha 28 de la temporada 93-94.

Chivas y Leones Negros han jugado 40 partidos oficiales de liga, 18 victorias para el rebaño, 10 empates y 12 victorias de los melenudos. Nunca se enfrentaron en una liguilla y sin temor a equivocarme este será el duelo mas importante entre ambos en la historia, pues lo que esta en juego jamás lo habían vivido.

Si el partido por naturaleza ya es importante, Chivas se encargo de encenderlo aún mas invitando a su afición a hacer suyo el coloso de la calzada argumentando en redes sociales que ¨La grandeza del Jalisco es nuestra¨.

De inmediato vino la reacción de la U de G con una frase matona #MiCasaYaNoEsTuCasa

En redes el marketing de Leones fue mas certero y adecuado pero no sirve de nada si en la cancha no suma puntos, la única realidad del fútbol siempre esta en el tapete verde.

Pero la reflexión va mas allá, porque si bien es cierto que Chivas tiene un gran estadio, moderno y espectacular, la suerte le ha dado la espalda desde que dejó el Jalisco.

Es el parteaguas, el antes y después.

En el Monumental obtuvo su ultimo titulo en 2006 y ahí quedaron al parecer sus grandes tardes y magnificas entradas que ha cuenta gotas se ha vivido en su nueva casa.

La afición no ha perdonado la mudanza, no le ha seguido del todo aunque tampoco lo ha abandonado por completo.

Si Guadalajara quiere recobrar su grandeza debe comenzar por salvarse y poco a poco reconstituirse hasta volver a campeonar y reconquistar con títulos a su extraordinaria y noble afición.

La tarea es inmensa pero comienza este domingo, en la casa que ya no es suya y de la quizás nunca debió irse.

Leave a Reply