Home > Futbol Mexicano > "Atlas" > Acaba el sueño rojinegro

Acaba el sueño rojinegro

La ilusión de llegar a la conquista del tan ansiado título se derrumbó en el Torneo Apertura 2014, para la afición del Atlas ya que los Zorros quedaron eliminados de la Liguilla al caer ante Monterrey en el Estadio Jalisco 2-0 con marcador global de 2-1 a favor de los regíos.

Los goles fueron obra de Dorlan Pabón de penal al 31′ y de Cándido Ramírez al 69′. Ahora Atlas se va de vacaciones y los rayados van contra América en semifinales.

El juego inició con mucha movilidad en el cuadro norteño que llegaba con desventaja de uno por cero global. Tomás Boy con estrategia 4-3-1-2. Mientras los regíos sin Humerto Suazo de arranque con un plantado esquema 4-4-3.

Dorlan Pabón el más peligroso. Al 9′ recibió un regalo de Omar Arellano pero de manera increíble sacó un calcetinazo y un minuto después realizó un remate que obligó a Vilar a lanzarse de manera espectacular.

Luego al 20′ Pabón entregó un pase dentro del área a Arellano quien cruzó y estrelló la pelota a la base del poste izquierdo.

Al 30 otra vez Pabón se metió en zona de peligro y cuando parecía se disponía a tirar Luis Venegas esté en el piso con la mano detuvo el esférico. El silbante Cesar Ramos marcó penal y el sudamericano abrió la pizarra con potente disparo a la derecha de Vilar.

Para el complemento Atlas se soltó a la ofensiva con más profundidad, pero sin claridad, ya que entre Maikon y Caballero no tuvieron fortuna alguna, y en ese deseo por lograr el empate recibió el segundo de rayados, cuando ya con el Chupete Suazo en el campo, en una descolgada Cándido Ramirez se metió al área y con un zurdazo potente cruzó para vencer a Vilar y colocar el 2-0 al 69′, luego de la facilidad que dio la zaga rojinegra.

Fue un golpe anímico para el cuadro de casa y que no alcanzó a reaccionar pues se quedó a dos goles de avanzar. Desde la banca cambió la propuesta más agresiva pero la historia se repitió y Atlas se va del torneo con solo las ilusiones de por fin ganar el tan ansiado título que no logra desde 1950-1951.

Al final hubo abucheos de los 45 mil asistentes al Estadio Jalisco pues su deseo era volver a casa con el festejo de avanzar a semifinales.

 

Leave a Reply