En la opinión de Paco González