En la opinión de Luis Fernando Loza