En la opinión de Héctor Huerta