Es inmortal en el boxeo

05 de Diciembre de 2017 En Boxeo Por Agencias
Es inmortal en el boxeo

El mexicano Érik “Terrible” Morales fue anunciado de manera oficial como nuevo integrante del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, al que será entronizado junto al ucraniano Vitaly Klitschko y al estadunidense Ronald “Winky” Wright.

 

Este martes se dio a conocer la Clase 2018 que entrará al recinto de los inmortales, la cual es encabezada por el “Terrible” Morales, el primer tetracampeón mexicano y quien es recordado por sus épicos combates en el cuadrilátero en casi 20 años de carrera.

 

Nacido en la zona norte de Tijuana, Baja California, Érik debutó el 29 de marzo de 1993 y ahí comenzó su brillante carrera de 61 peleas, de las cuales ganó 52, 36 por la vía del nocaut, y con nueve derrotas, tres antes del límite.

 

Fue campeón en las divisiones supergallo, pluma, superpluma y superligero, y será el decimoquinto pugilista nacido en México que será parte del recinto.

 

En su pelea 27 como profesional disputó el título supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se agenció luego de destronar a Daniel Zaragoza el 6 de septiembre de 1997, del cual realizó nueve defensas, la última sobre su acérrimo rival Marco Antonio Barrera.

 

Ante el mismo Barrera completó una trilogía recordada por la afición mexicana, con el que perdió los títulos pluma y superpluma en junio de 2002 y noviembre de 2004. Ambos son en la actualidad buenos amigos.

 

Completó otra tercia de peleas inolvidable con el filipino Manny Pacquiao, al que se impuso por decisión unánime el 19 de marzo de 2005 y fue el primer mexicano en derrotarlo; se retiró el 20 de octubre de 2012 con un revés ante el estadunidense Danny García.

 

Luego de cinco años fuera de actividad y en su primera oportunidad de ser parte del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, el “Terrible” fue seleccionado y será en junio próximo cuando sea exaltado en forma oficial al recinto de los inmortales.

Comparte esta noticia

Tu opinión cuenta
comentarios powered by Disqus